Mes: septiembre 2015

Lubina asiática en la terraza de Otoño

No es que tengamos en casa una terraza para cada estación, que tampoco es necesario…  Pero sí que tenemos una terraza que se aprovecha más en estas fechas y en primavera que en pleno verano, donde el sol pega todo el día y acabas echando humo por la cabeza. Así que el inicio del otoño, con su luz tan dorada y su fresca temperatura, es perfecto para juntarse con los amigos al aire libre. Me he vuelto una obsesa del menaje del hogar y creo que dentro de poco tendremos que irnos de casa para que entren los platos, vasos, moldes y demás cacharrería con las que me voy haciendo. A esto se suma que estoy totalmente in love de todo lo que hacen mis amigos de El Afilador y picoteo más de lo que me entra en casa (os debo una entrada sobre este bonito proyecto de muebles reciclados). El caso es que esta reunión de domingo era perfecta para sacar algunas de las últimas adquisiciones, entre ellas, nuestra “mantelería” noruega: un mantel de plástico …

New York Cheesecake

Si tenemos un antojo enorme de ir a Junior’s a zamparnos su strawberry cheesecake pero nos pilla a desmano llegar a Grand Central Station, baja al supermercado y hazte con un par de tarrinas maxi de queso Philadelphia porque hoy vamos a cocinar la auténtica New York Cheesecake. Las recetas para hacer una sabrosa tarta de queso son interminables. A mi me gusta que la crema tenga mucha consistencia pero que sea muy delicada y para conseguir esto, creo que esta receta va genial. Hay otras tartas de queso más aflanadas  pero para mi son ya otra cosa, no una auténtica chessecake. Sin embargo, este tipo de tarta con una crema tan versátil admite jugar y probar con diferentes sabores. Os dejo una fantástica selección de recetas especiales que seleccionó el Telegraph Food con ingredientes tan sugerentes como el aguacate, la lima, el ruibarbo… yo estoy deseando probar. ¿Vamos a la compra? Para 6-8 pax 1 paquete y medio de galletas María Integral  100 gr. de mantequilla 700 gr. queso blanco de untar 150 gr. de …

De buena mañana

Volvemos a las rutinas tras el verano en este septiembre con la propuesta de un zumo increíble para empezar el día. Las mañanas son mejores si la acompañamos de vitamina C a tope y este zumito está a tope de zanahoria y de naranja. Lo mejor -y más divertido-  para los zumos y licuados es mezclar al gusto, probar e ir añadiendo más de una fruta o verdura que de otra en función de lo que nos apetezca. Qué me gusta el momento de cortar la frutita e ir ideando. ¡A mezclar! Para  1 pax 2 rodajas de piña natural 2 naranjas 1 zanahoria menta sirope de ágave agua jengibre fresco Yo ahora intento añadir jengibre o cúrcuma a todo lo que puedo por sus propiedades antiinflamatorias y en los zumitos con naranjas queda genial. Y como siempre, si queréis que tenga una textura granizada podéis tener la fruta congelada en taquitos o añadir un par de cubitos de hielo.