Recetas
Dejar un comentario

Lubina asiática en la terraza de Otoño

No es que tengamos en casa una terraza para cada estación, que tampoco es necesario…  Pero sí que tenemos una terraza que se aprovecha más en estas fechas y en primavera que en pleno verano, donde el sol pega todo el día y acabas echando humo por la cabeza. Así que el inicio del otoño, con su luz tan dorada y su fresca temperatura, es perfecto para juntarse con los amigos al aire libre.

Me he vuelto una obsesa del menaje del hogar y creo que dentro de poco tendremos que irnos de casa para que entren los platos, vasos, moldes y demás cacharrería con las que me voy haciendo. A esto se suma que estoy totalmente in love de todo lo que hacen mis amigos de El Afilador y picoteo más de lo que me entra en casa (os debo una entrada sobre este bonito proyecto de muebles reciclados). El caso es que esta reunión de domingo era perfecta para sacar algunas de las últimas adquisiciones, entre ellas, nuestra “mantelería” noruega: un mantel de plástico -de ahí las comillas- que simula un precioso dibujo en croché y que lo encontrábamos en muchas cafeterías molonas en Noruega y que me propuse traerme.

Y como no solo de manteles y vasos se viste una mesa, le coloqué una enredadera y hortensias verdosas de un jardín cerca de casa que tengo localizado.

cilantro

El menú fue muy sencillo. Aprovechamos para probar algunas de los embutidos y quesos noruegos que compramos. Mucho ahumado. Me lancé con unos makis RAW con zanahoria, pepino y mango que estaban muy ricos, aunque la técnica hay que perfeccionarla. Pero yo solo quería que mis amigos probaran el plato principal, que me tiene loca desde que lo vi en un programa de Jamie Olivier porque además de la cantidad de aromas y sabores que tiene a Asia,  se prepara en menos de 30 minutos. Sí, has leído bien: 30 minutos. Así que la receta de hoy es un pescado asiático con arroz basmati al coco con el que vais a llorar.

lubina asiática

¿Vamos al mercado? 

Para 7 pax

Para el pescado

7 lubinas o doradas (o cualquier pescado similar)

1 manojo grande de cilantro

jengibre al gusto

1 ajo

1 ají rojo o guindilla

4 cebolletas tiernas (si son pequeñas, añade más) 

2 cucharadas de soja

2 cucharadas de salsa de pescado (fish sauce)

2 cucharadas de salsa de sésamo

3 limas

400 ml de agua hirviendo

Para el arroz

1 lata de leche de coco

1 lata* de arroz basmati

1 lata* de agua

¿Cómo lo hacemos? 

  1. Empezamos con el arroz. Ponemos en una olla la leche de coco, el agua y el arroz. * Usamos la lata o el mismo reciente como medida. Lo dejamos a fuego medio y tapado con una apertura en la tapa para que  entre aire. . Vamos moviendo de vez en cuando para que no se pegue al fondo.
  2. Retirar del fuego cuando se haya absorbido todo el líquido.
  3. Vamos a hacer una picada con todos los ingredientes que tenemos. Ponemos en un mortero, el ajo, el ají troceado (hay que tener cuidado con el interior y desecharlo), la cebolleta y el jengibre laminado. Picamos bien. A mi me gusta prepararlo en un mortero y no picarlo con la batidora/trituradora ya que quedaría como un pasta y lo que queremos es que los ingredientes suelten todos sus aromas y aceites esenciales.
  4. Añadimos al mortero el cilantro previamente troceado.  Y volvemos a darle para que el cilantro suelte todo su aroma.
  5. Es el momento de añadir el zumo de las tres limas, la soja, el sésamo y la fish sauce. Se deja reposar.
  6. El pescado debe estar limpio para poder hacerlo en el horno, se le hace dos cortes en cada uno de los lomos y se coloca en una bandeja de horno con el agua hirviendo. Se tapa con papel albal y se deja en el horno, precalentado a 180ºC, 10 minutos. En este tiempo y con los cortes en el pescado la carne quedará jugosa y en su punto.
  7. Se añade a la picada de cilantro gran parte del caldo del pescado, se mezcla.
  8. A mi me gusta presentarlo todo en la misma bandeja, con la picada encima del pescado.

He intentado ceñirme al máximo a las cantidades que empleé este domingo para siete personas, pero es  una receta que va muy a ojo y que puedes destacar un sabor sobre otro, es decir, si te gusta el picante, puedes ponerle dos ajíes para darle potencia, o si te gusta más el jengibre. En todo caso, si os gusta la cocina thai vais a gozarlo mucho, estoy segura.

El postre del día fue una deliciosa New York Cheesecake cuya receta me apresuré a subir ayer mismo para pudierais prepararla cuento antes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s